¿Cuándo y cómo se podan las palmeras?

Que antiestéticas están las palmeras cuando están llenas de hojas secas, da sensación de abandono, de no mantenimiento, en cambio cuando están limpias y verdes ya es otra cosa.

Las palmeras tienen un sistema de regulación por el cual generan nuevas hojas en la parte alta de su copa a medida que las hojas viejas se van secando en la zona más baja de la copa.

En los climas fríos, estas hojas secas cubriendo el tronco de la palmera resulta una buena protección para el frío, pero salvo en estas excepciones, es importante podar las palmeras para conseguir que se mantengan bonitas, sanas y limpias. Además, con la poda evitaremos el riesgo que supone la caída de hojas secas a gran altura.

El momento óptimo de corte será durante el periodo vegetativo, en primavera, verano y otoño, pero no se deben podar nunca en invierno.

En climas cálidos, puede efectuarse en cualquier época del año. Se deben evitar siempre temperaturas por encima de los 20ºC que puedan favorecer el ataque de picudo rojo, una plaga que está causando la muerte de muchas palmeras en el sur de España.

Si las hojas están verdes y saludables significa que tienen clorofila y realizan la función fotosintética perfectamente: recogen los nutrientes de la tierra y los convierten en hidratos de carbono. Así que las tendremos que cortar cuando empiezan a amarillear. No conviene esperar a que las hojas estén completamente secas. También, si las hubiera, hay que quitar las hojas enfermas atacadas por hongos, así evitaremos que se propaguen las esporas a hojas sanas.

Los racimos de frutos suelen ser decorativos así que se cortaran o no en función de lo que se prefiera, aunque conviene tener en cuenta qué:

– Consumen energía de la planta, por lo que, si los cortamos, la palmera crecerá un poco más ese año puesto que toda su energía (agua y nutrientes) se concentrará en las hojas.

– Algunas especies, como “Syagrus Romanzoffiana” o vulgarmente conocida como “Coco Plumoso”, los tira al suelo, por lo que además de suponer un peligro, es molesto y ensucia.

Las herramientas de poda que se utilizan para estas palmeras son: la Márcola o cuchilla de palmero, Corvellot, Hacha, Motosierra o el Serrucho.

Antes de subir por el tronco de una palmera hay que asegurarse de que es lo suficientemente estable. Al ir subiendo conviene ir golpeándolo para comprobar que no hay huecos ni zonas podridas.

Por otra parte, el ascenso por la palmera debe hacerse de manera que no se dañe el tronco, ya que se podrían causar daños graves en la palmera. Existen distintos sistemas para subir por el tronco de la palmera, estribos, «bicicleta” o plataforma elevadora.

La poda se realiza recortando las hojas secas a ras del tronco, comenzando desde la parte más baja de la copa y ascendiendo en espiral.

Una vez cortadas las hojas, retiraremos todos los restos de la poda y, a continuación, abonaremos el suelo alrededor del tronco con un producto específico para que la palmera crezca más fuerte.

Si quieres conocer más en profundidad de forma teórica y práctica todos lo necesario para poder trabajar como un profesional de la poda de palmeras contacta con nosotros y te daremos toda la información necesaria para poder reservar tu plaza en nuestro curso de ESPECIALISTA EN PODA DE PALMERAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *