Claves para entender el diseño de jardines

A la espera de que empiece nuestra próxima convocatoria del curso de Diseño de Jardines en Infoca en noviembre, os traemos algunos tips y consejos básicos en el diseño de jardines. Podéis ver algunos ejemplos maravillosos y robar algo de inspiración de esta apasionante galería de jardines de Homify.

El diseño de jardines debe planificarse en torno a ocho puntos básicos: el clima y microclimas; el suelo y la orografía del terreno; el riego; usos del jardín; listado de plantas; estilo; mantenimiento; y, por supuesto, presupuesto.

Conocer el clima de tu región es esencial a la hora de elegir las especies más adecuadas para su supervivencia. Por ello hay que conocer la temperatura media, lluvias y vientos para escoger las plantas más aptas. No es un secreto que existen plantas de interior y de exterior, que aguantan mejor el frío o el secano. Son cuestiones primordiales si queremos que nuestro jardín pase del primer día.

Tan importante como el clima es el microclima que se genera en el propio jardín. Escoger los rincones adecuados para favorecer la sombra, la humedad, la luz necesaria, etc. Hay que analizar el espacio y adecuarlo para conseguir las condiciones necesarias para cada planta. También hay que tener en cuenta los edificios circundantes, la orientación norte/sur, etc.

Elección de plantas en el diseño de jardines

Elección de plantas en el diseño de jardines

Sin un buen suelo, no hay nada que hacer. Antes de plantearnos si quiera comenzar a diseñar el jardín, se debe analizar las condiciones del suelo: textura, profundidad, drenaje, PH, contenido en caliza, riqueza en humus, nutrientes. Una serie de elementos esenciales que tratamos en profundidad en nuestros cursos de jardinería como el Diseño de Jardines o el Mantenimiento de Césped.

Si el suelo es apropiado para el cultivo, hay que atender también a la orografía del terreno. La observación del relieve nos dará mucha idea sobre el diseño más conveniente. Hay que tener muy en cuenta, por ejemplo, las pendientes del terreno.

Una vez analizados estos elementos básicos para el diseño de jardines, entramos en materia de creación. El riego y el agua son esenciales. Hay que conocer el caudal, la presión del agua y su calidad (salina, caliza). Si no hay bastante agua, deberás diseñar un jardín que necesite poco riego, es decir, un Xerojardín.

Una vez revisados los puntos clave para que nuestro jardín sea plausible, es hora de atender a los elementos más creativos o divertidos del diseño de jardines. Empezando con el uso que se le va a dar al jardín. Esto marcará mucho el diseño del mismo: es para que los niños jueguen, se harán reuniones familiares, se quiere conseguir un pequeño huerto, se utilizará para trabajos florales, etc. Acorde al uso que se le vaya a dar y atendiendo a las condiciones del clima, suelo y riego, es hora de elegir el tipo de flores y plantas que queremos (y que sabemos que aguantarán).

El estilo en el diseño de jardines

El estilo en el diseño de jardines

 

El estilo del jardin tomar apuntes de algunas de estas ideasdependerá únicamente de tus gustos personales, existen cientos de estilos diferentes: botánico, futurista, canario, neoclásico, árabe, medieval, etc. Puedes para diseño de jardines.  Ten en cuenta que el tipo de jardin va a afectar directamente a su mantenimiento y presupuesto.

Puedes ahondar más en los secretos del diseño de jardines con nuestro curso especializado que da comienzo el seis de noviembre. Pide información sin compromiso o inscríbete ya siguiendo este enlace.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *